Mi carta a los Reyes Magos

sb0006

Jose Eugenio Azpiroz, Ex Diputado y socio de “Familia y Dignidad Humana”

Nos encontramos en vísperas de la Navidad y tras el nacimiento de Jesús, el niño Dios, pasaremos de este año al 2019 que a los pocos días conmemorará  la celebración de la adoración de los Reyes Magos al niño nacido. Rememorando los días ilusionados de mi infancia estoy pensando en escribir mi particular carta.

Pero tal vez sea un osado y ambicioso ya que en mi último artículo sobre la seguridad jurídica formulaba una petición expresa al magistrado Sr. Marchena; que se apartara y renunciara al ofrecimiento del PP-PSOE de presidir tanto el Consejo General del Poder Judicial como el Tribunal Supremo para, con ello, favorecer el prestigio tanto de la Justicia como la dignidad de jueces y magistrados. Tal petición se cumplió a las pocas horas de que remitiera mi artículo a la redacción de Actuall, vaya, por tanto, mi reconocimiento y agradecimiento por su noble y, creo, eficaz decisión. Pero, con ello, me da la sensación de que he agotado mi cupo de peticiones y de regalos de los reyes Magos.

Sigue leyendo

Regulación de la muerte digna: una pendiente resbaladiza.

2017032821305536287

Lourdes Mendez. Presidenta de “Familia y Dignidad Humana”

Según la teoría de la “pendiente resbaladiza” desarrollada por el Profesor de UCLA, Eugene Volock en “Mechanisms of the Slippery Slope”, cuando en una legislación se da el primer paso, inevitablemente se llegará hasta el último. En el caso de la eutanasia, consistirá en la posibilidad de disponer de forma absoluta de la vida de otro.  Y es verdad que funciona. En el paradigmático caso holandés se inició la pendiente resbaladiza con una sentencia absolutoria en 1973, la despenalización en 1984, la regulación en 1993, y la liberalización en 2000. Como colofón, se permite la eutanasia de menores, incluso sin consentimiento paterno a partir de los 16 años por motivos como el sufrimiento psicológico, pérdida de autonomía, y escasa calidad de vida.  Sólo queda el último paso, ya en trámite, el suicidio asistido por simple cansancio vital. El recorrido es más rápido si se implanta el germen de la idea. Con la ayuda de la pedagogía, se pasará de una idea impensable a una política, se aceptará su práctica, y se convertirá en norma. En ese momento está legitimada como un hecho social.

Sigue leyendo